Robert capa y gerda taro

Robert capa y gerda taro

Axel hütte

El Museu Nacional dArt de Catalunya (MNAC) acoge dos exposiciones de la obra de dos destacadas figuras de la historia de la fotografía de guerra: Robert Capa y Gerda Taro. Tras pasar por Nueva York, Londres y Milán, la muestra ¡Esto es la guerra! Robert Capa en acción aterriza en Barcelona con ciento cincuenta fotografías tomadas por Capa en los conflictos que cubrió como periodista de guerra durante los años treinta y cuarenta. De origen húngaro, André Friedmann que era su verdadero nombre tomó algunas de las imágenes más famosas de la Guerra Civil Española y luego captó otras guerras como la invasión japonesa de China o el desembarco de las tropas aliadas en Normandía. Un conjunto documental de revistas y cartas completa la muestra y contextualiza su obra, haciendo inevitables referencias a la agencia fotográfica Magnum que Capa fundó en 1947. La segunda retrospectiva montada por el MNAC recuerda la figura de la alemana Gerda Taro, destacando su papel pionero como mujer fotógrafa de guerra, así como la influencia que tuvo en la trayectoria de Capa, su compañero y amante profesional. Ambas exposiciones permanecerán abiertas hasta el 27 de septiembre de 2009.

Helmut newton

El 1 de agosto de 1937, miles de personas se alinearon en las calles de París para llorar la muerte de la fotoperiodista Gerda Taro (1910-1937): una judía de 26 años emigrada de Leipzig, Alemania. Taro había muerto en España, mientras cubría la Batalla de Brunete, durante el segundo año de la Guerra Civil española. Taro era una célebre fotógrafa y la primera mujer fotoperiodista muerta en el frente.

->  Camara no disponible xperia

Taro fue elogiada como una valiente reportera que había sacrificado su vida para dar testimonio del sufrimiento de civiles y tropas durante la Guerra Civil española. Los medios de comunicación la proclamaron una heroína de izquierdas, una mártir de la causa antifascista y un modelo para las jóvenes de todo el mundo.

Pero, en los años siguientes, Taro cayó en el olvido. No fue hasta años más tarde que Taro fue plenamente apreciada como fotoperiodista por derecho propio. En 2007, el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York inauguró la primera retrospectiva de la obra de Taro. Tres años más tarde, la exposición y el catálogo que la acompaña de la «Maleta Mexicana» de negativos de la Guerra Civil española de Taro, Robert Capa y Chim añadieron casi mil nuevas imágenes a la carrera de Taro.

Hilla becher

Gerta Pohorylle (1 de agosto de 1910 – 26 de julio de 1937), conocida profesionalmente como Gerda Taro, fue una fotógrafa de guerra judía alemana activa durante la Guerra Civil española. Se la considera la primera mujer fotoperiodista que murió mientras cubría el frente de una guerra.

->  Fotografias blanco y nego

Taro fue la compañera y socia profesional del fotógrafo Robert Capa. El nombre «Robert Capa» era originalmente un alias que Taro y Capa (nacido Endre Friedmann) compartían, una invención destinada a mitigar la creciente intolerancia política en Europa y a atraer el lucrativo mercado estadounidense. Una cantidad significativa de lo que se acredita como los primeros trabajos de Robert Capa fue en realidad realizada por Taro[3].

Gerta Pohorylle nació el 1 de agosto de 1910 en Stuttgart, Alemania, hija de Gisela Boral y Heinrich Pohorylle, una familia judía de clase media que había emigrado recientemente de Galicia Oriental. Allí asistió a la escuela secundaria Queen Charlotte (de) y más tarde a una escuela de negocios, pasando un año en un internado de Lausana entre medias[4][5][6].

En 1929, la familia se trasladó a Leipzig, justo antes del ascenso de la Alemania nazi. Taro se opuso al Partido Nazi y se interesó por la política de izquierdas. En 1933, tras la llegada al poder del partido nazi, fue arrestada y detenida por distribuir propaganda contra los nacionalsocialistas. Finalmente, toda la familia Pohorylle se vio obligada a abandonar Alemania hacia diferentes destinos. Taro, de 23 años, se dirigió a París, mientras sus padres intentaban llegar a la Palestina obligatoria (también conocida como Eretz Yisrael en aquella época por los judíos que buscaban restablecer una patria segura). Sus hermanos se fueron a Inglaterra. No volvería a ver a su familia[6][7][8].

Andreas gursky

En 1934, en París, una joven y bella emigrante judía, Gerda Pohorylles, conoció a un exiliado político húngaro, André Friedmann. Se reinventaron como los fotógrafos Gerda Taro y Robert Capa, que se convertiría en el fotoperiodista más importante de su generación.

->  Camara nikon p900 precio

Cuando Gerda fue asesinada en la guerra civil española a la edad de veintiséis años, Robert Capa fue su más notable doliente – su dolor era incontrolable. Su funeral atrajo a miles de personas y se convirtió en un héroe de la izquierda política. A pesar de la leyenda que se construyó en torno a ella, posteriormente se convirtió en una mera nota a pie de página en la historia de Capa. Setenta años después de su muerte, se descubrió en México una maleta perdida hace mucho tiempo que contenía miles de negativos de Capa y Taro. Lo más sorprendente de todo es que la «maleta mexicana» demostró que las fotografías que se habían atribuido a Capa eran, en realidad, obra de Taro.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad