Que es la agilidad

Equipamiento deportivo de agilidad

El concepto de agilidad existe desde los años 50 en la teoría de sistemas de las organizaciones. El llamado esquema AGIL fue desarrollado por el sociólogo Talcott Parsons y se basa en cuatro funciones que cada sistema debe cumplir para mantener su existencia:

En los años 90, el concepto en su forma adaptada encontró una aplicación creciente en el sector de la producción y ahora está experimentando un nuevo aumento de importancia con la Industria 4.0. La fabricación ágil se centra sobre todo en el desarrollo rápido de productos (ingeniería simultánea), los equipos multifuncionales y la optimización continua de los procesos de producción durante el proceso.

Desde principios del siglo XXI, el concepto con métodos como Scrum se encuentra también en el desarrollo de software. El llamado «manifiesto para el desarrollo ágil de software» ofrece una orientación de acción y define los principios de cómo debe diseñarse el desarrollo ágil de software para generar las ventajas postuladas.

Las tendencias actuales en el mundo empresarial y los retos asociados hacen que el concepto de agilidad sea cada vez más interesante para el sector organizativo. Las empresas se orientan cada vez más hacia el principio de la agilidad organizativa. La atención ya no se centra únicamente en la producción y el software, sino también en la transformación de las divisiones de la empresa o incluso de empresas enteras en la dirección de la agilidad.

->  Fallas en la red

Cómo mejorar la agilidad

Las tecnologías de redes sociales como herramienta estratégica para el desarrollo de la producción y el consumo sostenibles: Aplicaciones para fomentar la agilidad necesaria para adaptar los modelos de negocio en respuesta a los retos que plantea el cambio climático

La capacidad de cambiar las características previamente planificadas durante la fase de desarrollo de forma flexible. Los cambios no implican movimientos costosos en el proceso de desarrollo, sino que son asumidos por los ingenieros. Las características clave para obtener agilidad son los ciclos de desarrollo cortos, la integración continua y los métodos de refactorización y prueba.

Se refiere a la capacidad de una organización para detectar cambios, oportunidades y amenazas en su entorno empresarial y dar respuestas rápidas y centradas a los clientes y otras partes interesadas reconfigurando los recursos y procesos y/o desarrollando asociaciones y alianzas estratégicas (Mathiyalakan et al., 2005).

El término en sí mismo puede definirse de múltiples maneras según el contexto; normalmente describe una metodología alineada con los valores, principios y prácticas establecidos por el «Manifiesto Ágil» en 2001.

Ejercicio de agilidad

La agilidad es la capacidad de nuestro cuerpo de ser rápido y ágil, de cambiar de dirección y de cambiar la posición de nuestro cuerpo, mientras éste está en movimiento. Para algunos atletas, esto es más fácil de decir que de hacer. Sin embargo, el entrenamiento de la agilidad puede ayudar a mejorar estas habilidades, que se traducen en un mayor rendimiento deportivo.

->  Software de edición de imágenes

Independientemente del deporte que practiques, la velocidad y la agilidad son esenciales para llevar tu rendimiento deportivo al siguiente nivel. Los beneficios del entrenamiento de agilidad no sólo mejoran el rendimiento atlético, la agilidad también mejora nuestro movimiento diario. Tanto si quieres desarrollar una potencia explosiva, aumentar la velocidad, mejorar los tiempos de recuperación, o simplemente quieres mejorar el equilibrio, el entrenamiento de agilidad es importante para mantener el rendimiento atlético.

Tanto si se entrena la fuerza, la resistencia o una combinación de ambas, todos los atletas se beneficiarán de la mejora del equilibrio, de la rapidez de los pies y de los tiempos de reacción. Añadir el entrenamiento de agilidad a su rutina de entrenamiento puede ser beneficioso:

¿Cuándo fue la última vez que te diste un tirón en la parte baja de la espalda debido a una posición incorrecta de levantamiento? ¿O la última vez que se rompió un ligamento de la rodilla por un simple paso en falso? Por desgracia, estas lesiones son demasiado frecuentes en el deporte. Muchas lesiones evitables relacionadas con el deporte se producen cuando nuestro cuerpo se desalinea mientras estamos en medio de un movimiento dinámico (es decir, saltando, corriendo o levantando peso).

Deportes de agilidad

La agilidad es la capacidad de moverse y cambiar la dirección y la posición del cuerpo de forma rápida y eficaz mientras se controla. Requiere reflejos rápidos, coordinación, equilibrio, velocidad y una respuesta correcta a la situación cambiante.

Cuando eres ágil, significa que te mueves a la mejor posición para realizar la siguiente acción, como atrapar un balón o hacer una entrada. La agilidad garantiza que tu cuerpo y tu equipo deportivo estén en la posición correcta para realizar la siguiente acción de forma eficaz.

->  Como hacer un video juego

La agilidad es uno de los componentes clave de la aptitud física y es valiosa en muchos deportes y actividades físicas. Piensa en los deportes en los que tienes que utilizar la agilidad. En los deportes de equipo, como el fútbol, el baloncesto, el hockey, el voleibol y el rugby, hay que responder rápidamente a los movimientos de los demás jugadores y de la pelota.

En el tenis, el balonmano, el squash, el tenis de mesa y otros deportes individuales similares, hay que responder rápidamente a la posición de la pelota. En el surf, el esquí y el snowboard, hay que ser ágil para responder a las condiciones cambiantes de la superficie del agua y la nieve.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad